Josefina es la candidata de Calderón

Josefina es la candidata de Calderón.

Advertisements

Josefina es la candidata de Calderón

La campaña más exitosa para Santiago Creel 

Yo creé y diseñé la campaña que posicionaría a Santiago Creel de manera positiva cuando contendió para la jefatura de gobierno del Distrito Federal en el 2000. Brozo la usaba de chacota cantándole a Santiago como en los anuncios con las melodías de la Sonora Santanera, “Es, San-tia-go…lo sabe, lo sabe…” Ganó Andrés Manuel López Obrador. En ese tiempo yo era más apolítico que nada y me parecía que Santiago tenía un real interés en mejorar las condiciones de vida en el caótico DF. Posteriormente, cuando me llamaron para “hacer algo” cuando Felipe Calderón estaba bajando tempestivamente a un paso de las elecciones en comparación con López Obrador, me enfrascaría en una búsqueda de información (acudí varias veces a la sede de PRD) sobre el candidato de la izquierda y así fue como, entre otras muchas anécdotas increíbles, vi que Andrés no era quien alegaron sus competidores que era. Conocí de lejitos pero ahí en vivo y a todo color cómo son los panistas y no entusiasma mucho.

Hay que conocer tu producto pero mucho más a tu competencia

Como profesional de la publicidad tenía que conocer a fondo, no únicamente a mi producto sino a la competencia. Ahí cambió todo. Aunque nunca de los nuncas me he sentido cercano al pensamiento y formas de actuar del Partido Acción Nacional. Los azares de la vida me condujeron varias veces a trabajar para ellos (también hice cosas para el PRI y para el PRD).

La cuestión es que siempre he tenido la satisfacción de no hacer campañas en las que sienta que estoy trastocando mis convicciones. Tal vez por eso no soy famoso en los medios como creativo, quizá por ello no soy rico y vivo muy modestamente. Pero contento y sobre todo, tranquilo.

Pero, hablaba de la única campaña que verdaderamente posicionó y de manera positiva la imagen de Santiago Creel a pesar de que no resultó vencedor para gobernar el DF.

Llamaron a quien ha sido mi jefe en estas aventuras (siempre de derechas y que conoce muy bien mi ideología más de izquierdas…esto ameritará un libro), él me llamó a mí. Estábamos a 3 meses de las elecciones y las encuestas no favorecían en nada a Creel. “Güerito agringado, elitista, no se entiende su nombre, no se puede pronunciar, no lo conozco” Así iban los juicios…reviramos todo y la gente respondía luego: “Está guapo, qué fina persona, elegante, serio”. Esa fue la primera y, como veo, única vez que una campaña le hizo justicia. Y por un pelo de rana gana aquella vez.

Como yo no pensaba hacer campañas de ataque me ignoraron y no participé.

Pasó el tiempo, cuando Calderón empezó a sentir pasos por la cercanía que tenía López Obrador y con la posibilidad real de perder, llamaron a mi jefe de nuevo y éste me llamó a mí (fuimos como los bomberos de ese partido y siempre trabajando de manera discreta pero no secreta) .

Lo primero que propuse fue hacer una campaña de imagen para Felipe Calderón, pues no tenía. Solo eran sus campañas de ataque. Me tiraron de loco. Me ignoraron. No, todo tenía que ser ataque, ataque. No participé.

Los rumores que congelan

Luego, por extrañas (y no tan extrañas) cosas que suceden en la política “alguien” le llenó de rumores los oídos al ya electo presidente de la República,  y restringió los proyectos a mi jefe;  en su cara le dijo molesto (siempre ha tenido carácter irascible), “¡Eres Creelista!”, a lo que mi jefe respondió sinceramente, “Presidente, yo trabajo para el partido”. Pues sería el sereno, Don Felipe lo congeló.

A lo que voy, el señor Calderón es delicadísimo y de cuidado cuando siente que la lealtad hacia él está en cuestión.

El asesor del presidente haciendo la campaña no de su delfín

Voy a esto por el encabezado de esta entrada en el blog: Toño Solá ha sido el artífice de imagen de Calderón desde que ganó “haiga sido como haiga sido” la presidencia (muy accidentada asesoría y con un no muy buen saldo). Y es Solá quien maneja la campaña de Josefina Vázquez Mota, por cierto bien.

Entonces me pongo a pensar, sabiendo de primera mano como conduce sus decisiones don Felipe, ¿por qué no se siente para nada molesto de esa situación sabiendo que tiene a su delfín ahí de la mano de Dios? ¿Por qué no Solá está manejando la imagen de Cordero? Extraño, ¿verdad?

Porque sabiendo lo que explico sería natural y muy probable otro arranque de ira del presidente, no sería inusual en él que considerase eso una “traición”. Y sin embargo, no se ve así.  Contrario a lo que se piensa, a pesar de sus errores, el señor Calderón es una persona inteligente y un hombre de política que conoce a la perfección el intrigulis de ese medio…por eso voy a mi conclusión aventurada, ya un poco delineada por la mismísima Elba Esther Gordillo:

Yo, como publicista (reconocido dentro del medio como alguien que es creativo y estratégico, modestia aparte, ya retirado de las cosas publicitarias y políticas, gracias al cielo), yo, como imaginativo novelista pongo esta hipótesis (que estoy seguro comenzará a permear dentro de poco en los medios y no por mí sino porque la reflexión es casi obvia):

Es probable que el asesor español de Calderón y Felipe hayan lanzado a Cordero como eso, como un cordero de dios para ser sacrificado sin misericordia con el fin de acrecentar y fortalecer la imagen de una Josefina Vázquez Mota alejada del presidente y sus accidentado devenir, una aspirante mujer, una aspirante que supuestamente no es la favorita de él.

Es muy posible. Calderón no ha brincado por el ridículo mayúsculo que está haciendo el señor Cordero. Si en verdad fuese su elegido hubiese pedido a su aún estratega favorito Solá que condujese esa campaña. Le esta saliendo bien con Josefina. Si en verdad fuese su elegido ya estaría trinando por el fracaso. Pero no. Como si supiera. Como si el único que no supiera ahí dentro fuese el propio Cordero.

La otra hipótesis es más maquiavélica y solo mi imaginario como escritor la lanza: que el presidente sí haya elegido a Cordero como su delfín pero luego de haber charlado con quien él piensa será el próximo presidente de México: Enrique Peña Nieto.

¿Locura? La política tiene vericuetos que no van siempre de la mano con la lógica de los que estamos fuera de ella. La política es negociación. Y Calderón nunca fue un mal negociador en sus tiempos de oposición. Pero, reitero, es solo un escenario imaginario.

Me inclino más por la primera: El candidato del presidente es la candidata. Ya veremos.

Enrique Peña Nieto ya tiene propuestas ¿y ahora qué?

Anoche apareció Enrique Peña Nieto del PRI en ForoTv de Televisa. Para intelectuales, algunos periodistas y académicos será un trago muy difícil de pasar pero el libro que presenta el aspirante a la presidencia de México está bien escrito, diría que muy bien, presenta propuestas que, por lo pronto suenan lógicas, interesantes…¿viables? Solo los especialistas podrían dirimir sobre ello.

Los que ven a Peña Nieto únicamente como una persona sin fondo, producto del apoyo mediático de Televisa, una imagen de galán y punto, le han criticado su falta de ideas. Anoche las presentó. Y sean o no de él, las articuló bien. Sin particular elocuencia pero estudiadas. Está preparado con su discurso.

Además de continuar en un tono conciliador, un tono “todo está bien” que caracteriza a los priistas, ahora no solo aparece como un candidato de buena facha sino como un político que está planteando propuestas concretas.

¿Qué te hace decidir? ¿La imagen o las propuestas?

Y la pregunta KNOWINGPROJECT es: Si quienes saben de esto alegan que lo que cuentan son las propuestas y aquí vemos que por lo menos son dignas de ser consideradas, ¿verán con otros ojos a Peña Nieto?

Siempre se nos dice que analicemos las propuestas. Pues helas ahí. Moviéndose al Centro-izquierda, algo no ajeno al PRI maestro de las metamorfosis, para competir contra López Obrador quien fue el primero en presentar propuestas concretas y también interesantes.

Santiago Creel no tiene aún esto, ha lanzado semillas de ideas sueltas por ahí pero sin aterrizarlas. Josefina Vázquez Mota (por cierto, también muy de Mercadotecnia, cosa que no juzgamos mal pero que solo se le achaca a Peña) presentó un libro con entrevistas pero aún no presenta sus propuestas  (sean “los tiempos” o no, ya se le adelantaron).

En lo personal no comprendo por qué ciertas encuestas la ubican como segundo lugar. A mi sentir -y es solo eso- considero que Andrés Manuel López Obrador está en segundo sitio, después de Peña.

Es contradictorio porque en las calles suena mucho que el duelo (anticipadamente anunciado por Moreira del PRI) será entre Peña Nieto y López Obrador.

“¿Quién te late más?” ¿Todo se reduce a percepción?

Aquí el punto es: si ambos han presentado ya propuestas concretas ¿cómo medir su efectividad? ¿A quién le creen más? Esta es la pregunta que decidirá los votos: Tú, ¿a quién le crees? Y lo más perturbador para muchos: ¿Quién te late más?

Sí, cuentan las propuestas y es más que recomendable que todos las leyésemos (cosa que yo haré pero que no creo que suceda a nivel masivo),  muchas otras cosas (biografía, trayectoria, etc) pero, al final, nos guste o no, todo es percepción.