Somos como la información: electricidad.

Somos eso: somos impulsos eléctricos. Hoy en día las profesías, mejor dicho las visiones tan criticadas y atacadas de Marshall Mcluhan se han vuelto realidad. Igual le pasó a Nikola Tesla, seres tan avanzados siempre dejan anonadados a sus contemporáneos. Hoy pensar en un auto que vuele ya no es tan descabellado.

Hoy todos somos más que nunca información: todos enviamos mensajes de texto pero también de imágenes. Todos procuramos vernos mejor, comer sano, involucrarnos en lo espiritual y sus misterios. No todos, una gran cantidad de gente.

Todos conocemos a alguien cercano metido en los misterios del alma, del espíritu. Qué bueno. Y otra gran parte del mundo duda más que nunca y pierde la esperanza. Es una realidad. MItad y mitad.

Encontrar el balance entre nuestra incredulidad analizando cada ápice de información y ese entusiasmo de lo maravilloso del universo que se puede volver obsesión, es el reto. Y más que reto, el juego.

No estamos estáticos. Aún dormidos seguimos activos, viajando en sueños y nuestros sistemas trabajando incansables para nosotros.

Estamos en un tiempo muy interesante. A mí me entusiasma mucho. Sé que hay cosas terribles y que no son motivo de risa; pero sigo comprobando que si no se hacen las cosas con entusiasmo estamos perdidos.

Incluso en los momentos más graves (¿no nos lo han repetido hasta el cansancio?) es cuando surge la verdadera Esperanza, la verdadera Valentía, el verdadero ser de los que nos llamamos humanos.

Informémonos, informemos. Aprendamos, desaprendamos. Buscar la felicidad cada quien como la interprete jamás será ridículo ni cursi. Y si lo es, pues venga también.

Tú decides qué significa para ti todo lo que recibas.

Realista o soñador, optimista o pesimista, somos una mezcla entre ambos: latimos, respiramos, conectamos, chocamos, pusamos.

Y si nos alejasemos con una cámara desde el espacio veríamos que las personas se vuelven puntitos, que los puntitos se vuelven un solo objeto: un planeta y si nos alejamos más veremos otro puntito entre millones de puntitos que están vivos en el espacio.

Es real.

Tú y yo somos parte de todo esto.

Advertisements

One thought on “Somos como la información: electricidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s